Agua Mineral

La agilidad en la entrega de resultados confiables desde el laboratorio a la producción y menores riesgos operativos son deseos de cualquier gerente que busque rapidez en la toma de decisiones en el proceso de embotellado de agua mineral.

En este artículo, hemos recopilado algunos de los cuellos de botella que enfrentan los laboratorios de agua mineral y cómo se pueden eliminarlos, facilitando aún más el cumplimiento de estándares como ISO 22.000 y ISO 17.025.

Control de datos en papel

Es hora de eliminar el registro de procesos de control y análisis realizados en papel. Además de la dificultad en la trazabilidad (análisis de lotes de galones y botellas), el papel es una forma lenta y frágil de propagar o compartir información con otras áreas de la empresa.

Más información: 5 razones para eliminar el uso de papel en su laboratorio

Confiabilidad de resultados y procesos

La transcripción de datos, cálculo y comparación manual de los resultados con los criterios de aceptación o historial de resultados, deja mucho margen para errores manuales o de interpretación.

Los sistemas LIMS brindan mayor confiabilidad, trazabilidad e integridad a los resultados del análisis. Además, la visualización automática de resultados y tendencias a través de indicadores e informes de gestión, aseguran un mejor monitoreo histórico de la calidad del agua en pozos, lotes de producción, así como desviaciones de calidad, brindando mejor toma de decisión a los gerentes y facilidad en el cumplimiento de normas ISO 22.000, ISO 17.025 y legislaciones nacionales.

Información no centralizada y relacionada

Mantener la información en diferentes softwares, hojas de cálculo de Excel, archivos o incluso anotada en papel hace que sea muy difícil localizar, consolidar o compartir información cuando sea necesario.

Para obtener trazabilidad y confiabilidad en el control de las informaciones de control de calidad y producción, es necesario combinar todos estos datos en una sola base de datos.

Además, en myLIMS es posible incluir el control de otras actividades operativas o administrativas, como reclamos de clientes, control y planificación de visitas, en las que se pueden vincular eventuales muestras y su análisis. Con esto, el sistema puede ofrecer indicadores de calidad del agua dentro y fuera de la empresa.

Pérdida de tiempo y retrabajos

Las transcripciones excesivas y las actividades manuales en el proceso de control de calidad no solo hacen perder el tiempo de sus recursos humanos, sino que también comprometen la confiabilidad de los resultados.

Con el uso de un sistema LIMS en el laboratorio y el control de calidad integrado con la producción, diga “adiós” a las ineficiencias mencionadas anteriormente y “hola” a la comunicación automática de resultados confiables, indicadores y alertas en tiempo real.

Alta inversión

Software desarrollado a medida o la personalización de sistemas ERP o de producción, demandan altos costos de desarrollo y dificultad en el mantenimiento futuro. El software instalado en la infraestructura del cliente (On premises) requiere servidores, licencias de software y un equipo de TI para la administración y preparación ante cualquier imprevisto.

Con myLIMS en la nube, es posible optimizar sus procesos de control de calidad de agua mineral con solo una suscripción mensual que se ajusta a cualquier presupuesto, sin preocupaciones ni costos con licencias, infraestructura y personal de TI.

Al ser un software estándar y configurable, evoluciona de forma independiente adaptándose a las nuevas exigencias legales y del mercado, incorporando nuevas instalaciones y funcionalidades a lo largo del tiempo sin ningún costo adicional.

Detalles del autor
Alex Andrade
Director de operaciones – Labsoft Tecnología